Imagen de Marca: Nueva Torre Corporativa de Coca Cola (Estudio M/SG/S/S/S)

La multinacional eligió la cabecera del Acceso Norte, en Saavedra, para su sede corporativa. El edificio de M/SG/S/S/S es un objeto arquitectónico que representa a la marca.

Por Paula Baldo, ARQ Clarín

El concepto clásico de basamento, fuste y capitel es recreado en la torre corporativa para Coca Cola en una reinterpretación contemporánea que contribuye a la comunicación de la marca. “En este proyecto buscamos principalmente una imagen arquitectónica que la represente, dedicando gran parte de nuestro trabajo a la búsqueda de su personalidad”, define la memoria descriptiva del estudio M/SG/S/S/S.Torre Colca Cola - M/SG/S/S/S - ARQ Clarín- Sole Comunicaciones - tapaSegún los autores, el edificio tiene todas las soluciones tecnológicas necesarias para su certificación LEED, en cuanto a exigencias de sustentabilidad, y su personalidad reside fundamentalmente en la organización, en su proporción. “Se trata de una torre corporativa con funciones diversas en su programa las cuales deben constituir una unidad estética que exprese en su arquitectura la fuerza de la marca que representa”, explican los proyectistas de la obra.

El resultado final es una unidad que comprende la solución estructural y a su vez resuelve e integra la diversidad en el tratamiento de sus distintas partes. “En el intercambio de ideas se va construyendo la propuesta, que es la búsqueda de una volumetría que contenga el desglose del programa en el que se diferencian tres actividades específicas”, señalan los arquitectos.

De ese modo, hay un “basamento” que reúne las actividades en que participa público externo. En tanto, en un sector intermedio se desarrollan los pisos de oficinas mientras que el remate contiene las áreas sociales y de expansión.

Los tres primeros pisos, que incluyen el salón auditorio y de capacitaciones; y la sala de reuniones, videoconferencias y teleconferencias, construyen una imagen espacial colorida y expresiva que se aprecia al llegar al edificio. Desde la recepción, la atmósfera invita a “vivir la experiencia y la modalidad dinámica de trabajo de la marca”.

Luego, las actividades específicas que se desarrollan en los pisos de oficinas ocupan los ocho niveles intermedios. Las plantas tipo son amplias y flexibles. Hacia el exterior, se expresan en un muro cortina de vidrios a tope que logra una superficie uniforme, ligeramente reflectiva, en la que se dibuja el paisaje del cielo con todas sus infinitas variaciones.

El núcleo vertical ocupa la cuarta parte de la planta, de proporción cuadrada, y está ubicado en el borde sur, aprovechando la coincidencia de la buena orientación con las mejores vistas. “La localización del núcleo y la planta libre con un solo elemento estructural central optimiza las posibilidades de armado no solo en las 8 plantas de oficinas, sino también en el resto del edificio”, especifica la memoria. De ese modo, tanto las escaleras como los baños gozan de iluminación natural, una condición poco habitual en una torre.

Torre Colca Cola - M/SG/S/S/S - ARQ Clarín- Sole Comunicaciones - p18-19

Los niveles superiores contienen las actividades sociales y de expansión: el comedor, el sum y el gimnasio. Se trata de un espacio múltiple que pueden utilizar las personas que allí trabajan y sus invitados especiales.

Para los autores, este coronamiento de tres pisos, dominado por la presencia de las distintas especies verdes y por el cerramiento de vidrios transparentes incoloros, toma el carácter de plaza interior y aporta a la sustentabilidad bioclimática del edificio. A la vez, define un espacio arquitectónico singular que completa con su “efervescencia verde” la propuesta de “un edificio formado por distintas situaciones funcionales, pero que responde a una idea que abarca lo distinto, contenido por un diseño fuertemente arquitectónico”.

El edificio fue concebido para calificar en la categoría LEED Platinum. En el desarrollo del proyecto se realizó una cuidadosa selección de sistemas de cerramiento exteriores, vidrios de alta tecnología y eficientes, materiales sustentables, instalaciones que aseguren alto ahorro energético y bajo costo operativo. Para los proyectistas, “la flexibilidad es un criterio de racionalidad en la optimización de los recursos, un aporte a que el edificio sea un bien de la empresa que admita crecimientos y cambios de usos dentro de su envolvente”.

Ficha técnica

Ubicación. Saavedra, Ciudad de Buenos Aires
Proyecto. M/SG/S/S/S Manteola, Sánchez Gómez, Santos, Solsona, Sallaberry, Vinson arquitectos
Año proyecto. 2014
Año construcción. 2015 – 2018
Sup. construida. 16.000m2
Colaborador. Arq. Franco De Francisci
Construcción. Caputo SA
Dirección de Obra. Iannuzzi Colombo arquitectos
Gerencia de Proyecto. Cushman & Wakefield
Interiorismo. Estudio Rosellini Asesores. AHFSA – Ingeniero Alberto Fainstein (Estructura) Estudio Labonia (Sanitaria) MVSA Mackinlay Vignaroly (Eléctrica) Ingeniero Julio Blasco Diez (Termomecánica) Sustentabilidad. GF/ Estudio Grinberg – Arq. Nicole Michel
Iluminación. Arq. Pablo Pizarro
Fachadas. Estudio Gigli – Ing. Andrés de Aguirre
Paisajismo. Grupo Landscape – Arq. Cora Burguin
Acústica. Ing. Rafael Sánchez Quintana, Ing. Gustavo Basso
Equipamiento Gastronómico. Marcela Leikis

HAGA CLIC EN LOS SIGUIENTES TÍTULOS PARA CONTINUAR LEYENDO LA NOTA.

Un envase que refuerza la identidad de marca. Editorial Suplemento.

Berto González Montaner, Editor General.

El cruce de la Panamericana y la Avenida General Paz no deja de sorprendernos. En los últimos años, las grúas invadieron el paisaje y plagaron de nueva arquitectura este nodo, la puerta norte de Buenos Aires.

Tiempo atrás, cuando todavía la Autopista del Sol ni existía, la referencia era el imponente edificio de la fábrica Philips. Luego, a partir de fines de los 90, impuso su arquitectura la Torre Lloyd’s de Lier & Tonconogy, un prisma de hormigón del cual emerge un sólido elíptico de vidrio. También desembarcó Dot Baires Shopping, de la mano de Pfeifer-Zurdo; y la Torre Intecons, de M/SG/S/S/S, que  ensayó un encastre entre prismas de hormigón y vidrio. Mientras tanto, en el lado opuesto y hacia el Sudoeste, irrumpían las torres de cristal de Nodus Business Center, proyectadas por el estudio MRA+A.

Según un informe realizado por la consultora Cushman & Wakefield y el estudio Oficina Urbana, en la actualidad, este nodo reúne unos 67.000 m2 de oficinas y hay en ejecución otros 55.000 m2. Y si a esto se le suman los más de 130.000 m2 de edificios en proyecto, “el submercado triplicará su stock y contará con unas 27.000 personas que trabajarán ahí”. Entre estas obra está la ampliación del Polo Dot (una obra que despierta expectativas porque el proyecto está en los tableros de  Machado & Silvetti) y la recientemente culminada sede corporativa de Coca Cola, que estamos presentando en esta edición.

Coca Cola eligió dos “peso pesados” para diseñar este edificio que rebalsa identidad corporativa. La arquitectura se la encomendaron a M/SG/S/S/S, el mismo estudio que hace 50 años supo construir la imagen corporativa del Banco Ciudad de Buenos Aires (hoy Banco Ciudad) estrictamente con la arquitectura. Sin necesidad de carteles y señalética, sino con un potente e innovador lenguaje basado en el uso de una manera infrecuente de los ladrillos y las baldosas de vidrio. Ahora, en la misma línea, dicen que buscaron hacer de este edificio con basamento, fuste y remate, “una unidad estética que exprese en su arquitectura la fuerza de la marca que representa”.

Pero además contrataron al Estudio Rosellini para que, en sintonía con la arquitectura, definiera el diseño de los espacios interiores. Plantas libres, espíritu colaborativo, áreas de reunión espontáneas… Ambientes que irradian frescura y movimiento. Y, además, citas que apelan a la historia de la marca: desde  referencias a la habitación que contenía la famosa fórmula secreta hasta un camión de reparto original, pasando por anaqueles que recuerdan la farmacia donde se creó la popular bebida.

Torre Colca Cola - M/SG/S/S/S - ARQ Clarín- Sole Comunicaciones - editorial

Torres Nacionales y Populares. Opinión del Editor.

Miguel Jurado, Editor ARQ.

En la Torre Coca Cola, todo nos habla de un arquetipo muy argentino. Un estudioso de la arquitectura nacional del siglo XX diría que es muy “Escuela de Buenos Aires”.  ¿Qué diferencia a esta torre de cualquier otra construida durante los últimos 40 años? Para empezar, el edificio hace un loop en el tiempo para retomar algunos temas que eran comunes en los 70, como el juego entre estructura y cerramiento; y la continua tensión entre un volumen prismático dominante y encastres subalternos. Las últimas décadas y toda la arquitectura corporativa internacional nos acostumbraron a entender a las torres como un conjunto en el que remate, epidermis y lobby lo eran todo. Aún en sus expresiones más escultóricas, el discurso de una torre internacional se jugó en alguno de esos tres puntos o en todos.  Sin embargo, las primeras torres corporativas argentinas, que podrían ser las de Catalinas Norte, jugaron con el prisma puro y una experimentación limitada de lo que la piel y la estructura podían brindar. El remate no era un tema, aunque sí la manera en que la torre emergía del piso, su fuste y basamento. El edificio de la UIA de M/SG/S/S/S, la torre Conurban de Kocourek, Katzenstein y Llorens, el proyecto para Aerolíneas Argentinas, de Testa, Lacarra y Rossi; o IBM de Mario Roberto Álvarez y Asociados experimentaron con el tipo torre y sus posibilidades. En el mismo lugar, la torre del Bank Boston, de César Pelli (2001), nos muestra la manera en que evolucionaron las torres en el mundo: un envoltorio sobre una escultura.  Ni mejor, ni peor, la torre Coca Cola nos declara otra estética. Bienvenida la diferencia.

Torre Colca Cola - M/SG/S/S/S - ARQ Clarín- Sole Comunicaciones - p20

Refrescar al mundo: el espíritu de la marca en la espacialidad. INTERIORISMO.

Uno de los mayores desafíos del diseño interior fue representar el espíritu de la marca a través de los espacios y su materialización.

Además de los criterios de sustentabilidad que acompañan todas las decisiones de proyecto enmarcadas en la certificación LEED Platino, el proyecto de interiorismo de Estudio Rosellini se enfoca en la integración de los espacios interiores con la arquitectura, elementos de branding y detalles que remiten a la historia de la marca y sus orígenes, reinterpretados a la actualidad.

El corazón de cada planta, ubicado en el espacio central, es el característico “refreshment point”, un ambiente que irradia frescura y da movimiento a la planta, generando interacción dinámica e informal.

Torre Colca Cola - M/SG/S/S/S - ARQ Clarín- Sole Comunicaciones - p21

La figura triangular que representa la habitación secreta que contenía la fórmula y el primer edificio corporativo de la marca, se repite en los primeros niveles, los anaqueles para colocar elementos de marketing recuerdan las estanterías de la farmacia donde se creó la bebida; y otros elementos sacados de contexto, como lámparas de vitrales, hamacas y hasta un camión repartidor original, aportan carácter al espacio interior.

Desde su distribución funcional, el proyecto de interiores acompaña la arquitectura del edificio albergando, en el sector bajo, todos aquellos espacios relacionados con personas externas al edificio y reuniones en general. Desde un auditorio multiuso y reconfigurable con capacidad de hasta 220 personas, salas de distintos tamaños, hasta una sala de brainstorming con mobiliario innovador, los niveles 1, 2 y 3 serán para la nueva sede un centro de intercambio de ideas apoyado por tecnología de asistencia a salas de última generación.

En los niveles medios, del 4 al 11, se desarrollan las áreas de trabajo propiamente dichas. Las plantas favorecen el ingreso de luz natural a todos los sectores y prevén albergar hasta 350 personas en un entorno de trabajo flexible, con amplias visuales hacia el exterior y áreas de trabajo abiertas en contacto directo con las fachadas. Favoreciendo la interacción y comunicación entre las personas, todos los niveles están provistos de áreas de reunión espontánea y trabajo en equipo en relación directa con los escritorios.

Torre Colca Cola - M/SG/S/S/S - ARQ Clarín- Sole Comunicaciones - p22

En los pisos altos predominan las funciones sociales y recreativas, si bien la totalidad del edificio (aún los espacios exteriores) están considerados y equipados como espacios para trabajar y generar interacción. Una amplia y luminosa cafetería, gimnasio, sala de juegos y otros servicios de valor agregado, se ubican en los niveles 12, 13 y 14. Estas funciones apoyan nuevas formas de trabajar con espíritu colaborativo y de integración, que es el común denominador de los espacios en la sede de la compañía.

En relación a las instalaciones, el proyecto interior realiza una adecuación de la infraestructura ya proyectada por el edificio base: amplía el sistema de HVAC compuesto de cajas VAV, redistribuye la instalación de rociadores contra incendio y adapta el proyecto de iluminación en los espacios interiores, junto con las canalizaciones y cableados eléctricos y de corrientes débiles, según los requerimientos del usuario final. Asimismo adecúa la instalación de control de iluminación y cortinas automatizadas al proyecto de interiorismo.

Torre Colca Cola - M/SG/S/S/S - ARQ Clarín- Sole Comunicaciones - p23

 

Ficha técnica

Proyecto y dirección de obra. Estudio Rosellini
Dirección. Enrica Rosellini, Cecilia Curcio y Andrea Mielnichuk
Equipo de proyecto. Guillermo Annes, Tania Vaca y Ávila, Mariela Santalucía, Alberto Olivera, Raquel Landaburo, Carolina Pellejero, Florencia Cabbi, Agustín Cancio, Nicolás Caridade
Asesor iluminación. Pablo Pizarro
Superficie intervenida. 6.000 m2
Fotografía. Daniela MacAdden

Diario: ARQ Clarín
Fecha de publicación:  04 de Septiembre de 2018.

Para ver la nota en tamaño superior o descargarla en PDF haga click aquí.

TODAS LAS PÁGINAS

También te podría gustar...